Fedeafes alerta de los efectos de la pandemia en la salud mental de las mujeres y pide más recursos para afrontar las consecuencias

Fedeafes, la federación de Euskadi de asociaciones de familiares y personas con problemas de salud mental, alerta de los efectos de la pandemia en la salud mental de las mujeres y pide más recursos para afrontar las consecuencias. Mª Ángeles Arbaizagoitia, presidenta de la entidad, destaca que en los últimos meses se ha evidenciado “un incremento de casos de ansiedad, depresión y toma de medicación” y que, según fuentes de servicios especializados en salud mental, durante los momentos más difíciles de la pandemia se han triplicado las demandas de atención en relación a trastornos de conducta alimentaria, que afectan especialmente a chicas adolescentes.

La federación vasca denuncia, asimismo, la "múltiple discriminación" que sufren las mujeres con problemas de salud mental en la sociedad, y considera necesario un enfoque de género en la intervención con las mujeres de este colectivo. En la misma línea, con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres, Fedeafes advierte a las administraciones sobre la vulnerabilidad de estas mujeres frente a la violencia, y reclama todas las medidas necesarias para la prevención de estas situaciones, que ya fueron subrayadas en investigaciones realizadas por la entidad.

Manifiesto

Mujeres integrantes en la red estatal de mujeres de la confederación Salud Mental España, entre las que se encuentran representantes de Fedeafes, han redactado un manifiesto en el que exigen el respeto de sus derechos fundamentales, vulnerados en numerosos ámbitos de la vida cotidiana. Denuncian las barreras de acceso a la justicia en igualdad de condiciones, y reclaman servicios de protección frente a la violencia machista, así como mecanismos de reagrupación y acogida. Además, hacen hincapié la necesidad de una educación no sexista y piden la preservación de los derechos fundamentales y la autonomía de las mujeres de este colectivo.

Durante los últimos años, la federación vasca, que agrupa a las asociaciones Avifes, Agifes, Asafes y Asasam, ha realizado varios estudios sobre áreas como la igualdad, la violencia contra las mujeres, la calidad de vida y el empleo. Según los datos obtenidos en estas investigaciones, desde Fedeafes señalan que la diferencia entre hombres y mujeres en el acceso a los servicios o recursos de empleo y al propio empleo normalizado es de un porcentaje superior al doble de hombres respecto a mujeres; y el porcentaje de derivación de mujeres a recursos para la inclusión sociolaboral se sitúa en la misma línea. Del mismo modo, desde la federación vasca reivindican que los organismos para la igualdad entre mujeres y hombres tengan en cuenta en todas sus políticas las necesidades específicas de las mujeres con problemas de salud mental, de forma que adecúen a ellas sus recursos y servicios.

Discriminación interseccional

El manifiesto de la red estatal de mujeres denuncia la discriminación interseccional a la que se ven sometidas las mujeres con problemas de salud mental, y especialmente la discriminación por su condición de mujeres y por su estado de salud mental. En este sentido, explican cómo los prejuicios construidos en torno a los trastornos mentales hacen que la sociedad las considerecomo seres asexuados o hipersexuales”. “Se nos considera menores de edad, no aptas para ser madres, incapaces de mantener una relación de pareja, de recibir una educación o de sostener argumentos veraces”, aseveran.

Acciones para el empoderamiento de las mujeres

Con los objetivos de concienciar a la sociedad sobre la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra este colectivo, informar a las mujeres afectadas y contribuir a su empoderamiento, Fedeafes está desarrollando diversas acciones de sensibilización a través de la página de Facebook 'Mujer y Salud Mental - Emakumea eta Buru Osasuna'. De igual modo, cuenta con la página web www.mujerysaludmental.org para dar una mayor difusión a esta labor de concienciación y de información a las mujeres.

Además, tanto Fedeafes como las asociaciones adheridas a la federación trabajan activamente en el empoderamiento mediante grupos para mujeres, formación para ellas y para profesionales, formación para hombres sobre nuevas masculinidades, así como diversas actividades de visibilización para el fomento de la inclusión social de las mujeres con trastorno mental.

Por otro lado, Fedeafes colabora con el Centro Penitenciario de Zaballa con el objetivo de empoderar a las mujeres en reclusión, que conforman un colectivo especialmente vulnerable a la desigualdad y a padecer violencia. En concreto, el día 10 de marzo se desarrollará un taller sobre autocuidado y resiliencia en el centro. Las acciones de sensibilización de Fedeafes se llevan a cabo con la colaboración de Emakunde y del Departamento de Políticas Sociales de Gobierno Vasco.