Fedeafes alerta sobre la necesidad de atender a la violencia de género que sufren las mujeres con enfermedad mental

  • La Federación vasca de asociaciones de familiares y personas con enfermedad mental insta a los servicios públicos a adaptarse a las necesidades específicas 

  • Una  investigación realizada por Fedeafes este año desvela que el riesgo de sufrir violencia por parte de la pareja o expareja se multiplica por dos o tres veces cuando se tiene una enfermedad mental grave

Fedeafes, la federación vasca de asociaciones de familiares y personas con enfermedad mental, ha alertado sobre la necesidad de que los servicios públicos tengan en cuenta las especificidades de las mujeres con enfermedad mental en la atención a la violencia de género. Por ello, reclama una asistencia psicológica especializada para superar estos casos y una mayor coordinación entre la red de salud mental, los servicios públicos y las asociaciones de familiares y personas con enfermedad mental.
Una investigación impulsada por la Federación durante 2015 ha desvelado que el riesgo de sufrir violencia por parte de la pareja o expareja se multiplica por 2 o 3 veces cuando se tiene una enfermedad mental grave. Además, destaca que alrededor del 80% de las mujeres con enfermedad mental grave que han estado en pareja han sufrido violencia psicológica, física o sexual en algún momento de su vida adulta.
En este trabajo, apoyado por Emakunde y el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, en el que han participado mujeres con enfermedad mental y profesionales del ámbito de atención de violencia de género y de la salud mental, se confirma la existencia de una relevante vinculación entre la violencia y la enfermedad mental grave. Además, la violencia puede incidir, junto con otros factores, en que se desencadene una enfermedad mental grave. Además, es frecuente que se den varios tipos de violencia simultáneamente. 
 
El estudio ha desvelado igualmente que los factores sociales y estructurales que incrementan la vulnerabilidad frente a la violencia de las mujeres con enfermedad mental son, sobre todo, el estigma de la enfermedad mental, que provoca soledad y aislamiento, y la menor credibilidad que se concede a su relato. De igual forma, también influye la habitual ausencia de empleo y recursos económicos en este colectivo, y la inadecuación de los servicios públicos a sus necesidades. 
 
En cuanto a los factores personales que sitúan a las mujeres con enfermedad mental en situación de especial vulnerabilidad, destacan la falta de recursos propios para defenderse, la carencia de autonomía y la dependencia de otras personas. También contribuyen a complicar su situación la menor autoestima o las mayores dificultades para establecer una pareja, que pueden propiciar el establecimiento de relaciones inadecuadas. 
 
Por el contrario, la investigación ha confirmado que los factores que disminuyen el riesgo de violencia por parte de las mujeres con enfermedad mental son disponer de una red social de apoyo, tener un empleo y no encontrarse en situación de pobreza.
Como conclusión de esta investigación, Fedeafes propone trabajar desde una perspectiva de género, así como crear un servicio de atención psicológica especializado en violencia para mujeres con enfermedad mental grave que hayan vivido o estén viviendo situaciones de violencia. De igual forma, se aconseja acometer una intervención grupal para la prevención de la violencia y el empoderamiento de las mujeres, así como trabajar con hombres en la prevención de la violencia, desde la óptica de las nuevas masculinidades.
 
Fedeafes, que integra a las asociaciones Asafes, Avifes, Agifes y Asasam, lleva años sensibilizando a la sociedad y a las instituciones públicas sobre esta realidad. En paralelo, está formando tanto a mujeres como a profesionales para afrontar esta situación y saber detectar los casos de violencia de género que se producen.