Jose Mari Irazusta, vicepresidente de Agifes: «El año pasado atendimos a más de 250 nuevas personas»

2016 ha sido un año muy especial por el 30 aniversario de Agifes.

Efectivamente, han sido doce meses de mucho trabajo, tanto dentro de Agifes como de cara a la sociedad, con mucha actividad y eventos de sensibilización. Desde la junta directiva estamos encantados con los resultados y queremos agradecer, muy especialmente, el esfuerzo que han realizado el equipo técnico de la asociación y todos los voluntarios para sacar adelante el trabajo diario y las actividades programadas.
 
A día de hoy, Agifes es una entidad de referencia en nuestro territorio, que trabaja constantemente por mejorar y ampliar su oferta de servicios. Nos proponemos ir llegando, año tras año, a un mayor número de gente, pues somos conscientes de que aún queda mucho por hacer en materia de salud mental en Gipuzkoa. Y en este esfuerzo sostenido, son de vital importancia los apoyos de las entidades y empresas que apoyan a nuestra asociación. Queremos reiterar nuestro profundo agradecimiento a todas ellas, y en especial a la Diputación Foral de Gipuzkoa por su compromiso con la salud mental.
 

¿Qué destacarías de 2016?

Para nosotros es importante constatar que vamos sumando socios, año tras año y a buen ritmo, hasta los 923 que somos actualmente. La cifra de acogidas es también muy significativa: de las 524 personas atendidas, 256 han venido por primera vez a la asociación, un dato que permite darnos cuenta del gran número de nuevas familias a las que estamos llegando.
 
Además, hemos aumentado la asistencia a los grupos de apoyo hasta los 146 participantes. También me gustaría subrayar el dato de los 76 usuarios en el programa de Ocio y Tiempo Libre, así como las 45 personas que han colaborado en la finca agroecológica Karabeleko en 2016. Es importante también señalar que todos nuestros centros están prácticamente al 100% de ocupación.
 

¿Cuál es el principal hito del año?

Sin duda, la inauguración del centro de rehabilitación psicosocial de Eibar. Actualmente, los usuarios de las nuevas instalaciones pueden presumir de contar con un espacio amplio, moderno y multifuncional, en el que pueden desarrollar cómodamente sus actividades grupales y su seguimiento psicoterapéutico individualizado. Además, disponemos de un nuevo piso tutelado en esta localidad, ya que este servicio se ha trasladado a otra vivienda en mejores condiciones.
 

En sensibilización social, ¿cómo ha sido el año?

Estamos muy satisfechos con el alcance logrado gracias a las charlas que imparten nuestros profesionales y otros psicólogos invitados a lo largo de Gipuzkoa. El año pasado ofrecimos conferencias, con una asistencia muy alta, sobre comunicación familiar, ansiedad, TOC, depresión, Mindfulness, adolescencia, mujer y estereotipos, entre otras cuestiones.
 
Además de nuestra ya tradicional carrera, que este año cumplirá su sexto aniversario, me gustaría destacar también el éxito de los ciclos de cine que estamos desarrollando. En 2016 celebramos uno en Donostia y otro en Eibar, y completamos el aforo en muchas de las sesiones. Este año mantendremos el
de San Sebastián en noviembre, y contaremos con un ciclo en Zarautz en mayo.

¿Y qué retos se marca Agifes para 2017?

Este año adecuaremos el comedor de Bentaberri para poder desarrollar actividades de cocina-terapia como las que ya se realizan en Buenavista y Eibar. Asimismo, queremos seguir trabajando para consolidar el proyecto Karabeleko, que ha demostrado ser un servicio de gran utilidad para los usuarios, que ya tiene lista de espera y que, hasta el momento, se está financiando con fondos propios.
 
Y por supuesto, como no podía ser de otra manera, seguiremos peleando para garantizar los derechos de las personas con enfermedad mental y reivindicar la dignidad de este colectivo a nivel social. De hecho, en breve lanzaremos una nueva campaña de sensibilización que, entre otros objetivos, estará orientada a mejorar la imagen social de las personas con problemas de salud mental.