Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las causas de una enfermedad mental?

Las causas de las enfermedades mentales son generalmente múltiples, y no siempre se conocen. Pueden influir en la aparición y desarrollo de las mismas factores como alteraciones en la química del cerebro u otros mecanismos biológicos, predisposición genética, factores ambientales, culturales y sociales, lesiones cerebrales, consumo de sustancias tóxicas, etc. Pero no se conoce con exactitud ni en qué grado impacta cada uno de estos factores, ni qué combinaciones se producen significativamente en cada caso.

¿Las enfermedades mentales se curan?

Las personas con problemas de Salud Mental pueden recuperarse gracias al seguimiento de un tratamiento adecuado. Además de la medicación, es muy importante el apoyo psicoterapéutico para que la persona afectada logre afrontar los efectos de la enfermedad en los ámbitos familiar, social y laboral. Esto no significa que vayan a desaparecer los síntomas, sino que las personas con enfermedad mental pueden llegar a controlar los mismos y disfrutar de una buena calidad de vida.

¿Las personas con enfermedad mental son violentas?

La idea de que la enfermedad mental está directamente relacionada con la violencia no tiene base científica. Las personas con enfermedad mental rara vez son peligrosas para la sociedad en general. Solamente algunos trastornos mentales pueden desarrollar en ciertos episodios conductas agresivas hacia uno mismo o hacia el entorno familiar cuando la persona que lo padece no está bajo tratamiento.

¿Puedo yo padecer una enfermedad psíquica?

Todos tenemos probabilidades de sufrir enfermedades mentales, al igual que sucede con muchos otros tipos de enfermedades. De hecho, se calcula que 1 de cada 4 personas en el mundo sufrirá algún trastorno mental a lo largo de su vida.

¿Puede una persona con enfermedad mental llevar una vida normalizada?

Sí. Con el adecuado tratamiento psicoterapéutico acompañado, en algunos casos, de tratamiento farmacológico; con un entorno social y familiar favorable y las intervenciones de rehabilitación psicosocial pertinentes, una persona con enfermedad mental puede superar las limitaciones de la enfermedad y estar capacitada para trabajar, mantener unas relaciones personales adecuadas, cuidar hijos, etc.

¿Cuál es el rol de la familia?

Un entorno familiar adecuado es muy importante en la recuperación de una enfermedad mental. La familia es un elemento clave para ayudar al afectado a seguir con su tratamiento. Por ello, es vital que los familiares y/o cuidadores cuiden también de sí mismos, se tomen los respiros necesarios y se apoyen en los profesionales y recursos a su alcance para poder sentirse equilibrados y con fuerza para atender a la persona con enfermedad mental.