“Para superar la depresión necesitamos querer cambiar”

“De la depresión se sale, pero necesitamos querer cambiar, y precisamos también del apoyo de nuestro entorno”. Durante la charla ofrecida el 27 de noviembre en Arrasate, Yolanda Iglesias transmitió un mensaje de esperanza sobre las posibilidades de recuperación de este trastorno mental, cuya prevalencia está aumentando a causa de la crisis socioeconómica.

La experta insistió en que detrás de la depresión, que afecta al doble de mujeres que de hombres, hay una determinada manera de entender la vida. Y es que, aunque las causas del trastorno son multifactoriales, el principal detonante es la personalidad del afectado. “Las personas con depresión son muy autoexigentes y pesimistas, y su autoestima es muy baja”, señaló la psicóloga de Agifes, quien recalcó que para superar esta patología es necesario “cambiar la imagen de uno mismo y la manera de observar el mundo”. 
 
La experta reconoció que la medicación puede ayudar, pero que lo primordial en este tipo de cuadros psíquicos es el trabajo continuo de autoconocimiento y autocuidado, contando con el apoyo psicoterapéutico necesario.

Cómo detectar la depresión

Los trastornos depresivos se caracterizan por un sufrimiento y tristeza prolongados en el tiempo que sumergen al individuo en un estado vital de desesperanza, derrotismo, irritabilidad y ausencia de placer incluso por las actividades de las que anteriormente disfrutaba. Detrás de estos síntomas prevalece un intenso sentimiento de culpa, de inutilidad y de vacío. 
 
La depresión se presenta a través de diversos síntomas, que varían de una persona a otra: puede provocar cansancio, dificultad para la concentración, alteración del sueño y de la alimentación y otra serie de consecuencias físicas como cefaleas continuas, tensiones en el cuello o colitis nerviosa. Precisamente, debido a las manifestaciones físicas de este trastorno, es en las consultas de atención primaria donde se detectan la mayoría de los casos.
 
Los afectados por este tipo de patologías tienden a menudo al aislamiento y hay un menor porcentaje de personas marcadamente dependientes, que necesitan continuamente de la atención de los demás, tal y como explicó la ponente. Otro de los indicadores de estos trastornos son los movimientos físicos lentos o la agitación poco usual. 

Cómo salir adelante

Las cifras que ofrece la Organización Mundial de la Salud son poco alentadoras: la depresión es actualmente la tercera causa de discapacidad en el mundo y se estima que en 2020 será la segunda. Por ello, conviene tomar precauciones para evitar la aparición del trastorno o para superarlo. En palabras de Yolanda Iglesias, “las personas especialmente negativas son las que más necesitan cuidarse, pues tienen más boletos para desarrollar esta patología”. 
 
La psicóloga ofreció una serie de consejos para reforzar la autoestima y mejorar el estado de ánimo, como buscar actividades reconfortantes, practicar deporte, cuidar la alimentación, mantener relaciones sociales y pasar menos tiempo en casa. Es también muy importante desdramatizar en la medida de lo posible y aprender a “reírse de uno mismo”. “No debemos tomarnos tan en serio; no somos el ombligo del mundo ni todo depende de nosotros”, añadió la experta.  
 
En muchos casos es fundamental la ayuda profesional, de manera que el paciente aprenda a “cortar los pensamientos autodestructivos y a expresar sus sentimientos y necesidades”. El acompañamiento terapéutico le puede ayudar, además, para desarrollar las habilidades sociales necesarias para su recuperación.

Consejos para cuidadores

Como en todas las afecciones mentales, en este caso también es vital el apoyo del entorno. La familia y amigos deben esforzarse para entender la situación por la que atraviesa su allegado y para contribuir a su mejora. Yolanda Iglesias reconoció que generalmente resulta complicado acompañar a las personas con depresión, puesto que “en muchas ocasiones la negatividad y tono vital bajo que las caracteriza acaba por contagiar a los que les rodean”. 
 
Como pautas para afrontar este tipo de problemáticas, la psicóloga de Agifes aconsejó reforzar los aspectos positivos y reconocer los pequeños esfuerzos diarios que realizada la persona afectada, para compensar su tendencia al derrotismo. Los familiares y amigos pueden también colaborar empujándole fuera de su contexto habitual, sacándole de casa e invitándole a realizar actividades que le activen, puesto que “de la depresión no se sale pensando, sino haciendo”. Otra de sus recomendaciones fue “hablar poco de la depresión, para evitar magnificar el problema” y dar espacio a otras dimensiones de la persona. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Por favor introduce los caracteres indicados.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.