Fedeafes denuncia la propuesta de reforma del Código Penal, que "vulnera" derechos constitucionales del colectivo

  Fedeafes, la federación de Euskadi de asociaciones de familiares y personas con enfermedad mental, ha denunciado la propuesta de reforma del Código Penal, actualmente en el Congreso de Diputados, porque "vulnera" derechos constitucionales de las personas con enfermedad mental. Esta es una de las principales reclamaciones de las asociaciones vascas del ámbito de la salud mental, que han comparecido hoy con motivo del Día Mundial de la Salud Mental que se celebra mañana. 

La norma propuesta relaciona "peligrosidad" con "enfermedad mental", una visión "claramente errónea, que no se ajusta a la realidad", y parte de esa concepción para establecer medidas de seguridad prorrogables de forma indefinida, según han explicado. Fernando Larrañaga, vicepresidente de Fedeafes, ha apuntado que este proyecto abre la posibilidad de que "una persona con enfermedad mental pueda estar más tiempo recluida que otra que cometa el mismo hecho delictivo y no tenga un diagnóstico, lo que colisiona con el principio constitucional de igualdad". Larrañaga ha informado, además, de que la iniciativa contradice la Convención Internacional de las Personas con Discapacidad, ratificada por el Estado en 2008 y de obligado cumplimiento. Por ello, Fedeafes se ha sumado a la demanda del movimiento asociativo español y del propio Ararteko para que se apueste por una nueva ley que garantice "la prevención, la reinserción y la recuperación de este colectivo".
 
En el acto que ha tenido lugar esta mañana en Vitoria-Gasteiz, que ha contado con el apoyo de los ejecutivos autonómico y foral, Guillermo Viñegra, viceconsejero de Salud del Gobierno Vasco, ha lamentado que el estigma sea "uno de los mayores obstáculos para el desarrollo personal y la recuperación de las personas con trastornos psíquicos". Refiriéndose al lema escogido por el movimiento asociativo a nivel estatal, "Abriendo mentes, cerrando estigmas", Viñegra ha hecho hincapié en la necesidad de "abrir la mente al conocimiento de la enfermedad mental y a la solidaridad con este colectivo". 
 
Iñigo Pombo, viceconsejero de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, ha aludido al estudio presentado este año por Fedeafes, sobre la realidad del estigma social en la CAPV, que "arroja conclusiones que deberíamos repasar todos". El representante del Ejecutivo vasco ha señalado la necesidad de articular un "modelo de trabajo conjunto" entre las administraciones y los sistemas sanitario y social para erradicar el estigma.
 
Paloma Aranceta Arilla, directora de Servicios Sociales de la Diputación Foral de Álava, ha defendido la importancia de seguir trabajando desde todos los frentes, a nivel institucional y social, para "cambiar miradas y combatir los prejuicios, que resultan más dañinos que la propia enfermedad" en el proceso de recuperación de las personas con trastorno mental.

Oportunidades laborales y recuperación en el ámbito comunitario

"Las personas con enfermedad mental son, dentro de la discapacidad, las que más dificultades presentan para incorporarse al mercado laboral". Así lo ha señalado María Ángeles Arbaizagoitia, presidenta de Fedeafes, quien ha aportado el dato de que "tan solo el 15% de las personas con trastorno psíquico cuentan con un empleo", según datos del INE. "Reclamamos programas de empleo con apoyo para las personas con enfermedad mental, que posibiliten su acceso al mercado laboral y les permitan tener un trabajo que normalice su vida", ha reclamado.
 
Otro tema central en las reivindicaciones del movimiento asociativo vasco es la "apuesta por el modelo comunitario de atención", lo que requiere que "se incrementen los recursos y apoyos que permitan a los afectados poder vivir y desarrollarse en la comunidad. Esto dignifica a las personas, ayuda a erradicar el estigma social y a tratar la enfermedad mental como cualquier otra dolencia", ha añadido Arbaizagoitia. Este modelo de intervención no solo beneficia la recuperación, sino que, desde el punto de vista del sector, "supone un ahorro para el gasto público". " Nos permite reducir enormemente las partidas más costosas: los ingresos hospitalarios y los servicios de urgencias".   
 
Desde la federación vasca, que agrupa a 3.000 familias y 9.000 personas afectadas, proponen crear una mesa de trabajo con participación institucional que "realice un seguimiento del estigma, articule acciones y visibilice resultados", ha reiterado Arbaizagoitia.

Jornada por la Salud Mental en Llodio

Entre las diversas actividades organizadas en torno al Día Mundial de la Salud Mental, Llodio acogerá el próximo 18 de octubre una jornada festiva con apoyo institucional, actuaciones, stands y proyecciones, en la que participarán asociaciones de los tres territorios. El objetivo de esta iniciativa es visibilizar al colectivo y ofrecer una visión normalizada de la enfermedad mental.