Naro y Julen, creadores del blog 'GPS Bipolar': "Es necesaria una nueva visión del trastorno bipolar"

El blog ‘GPS Bipolar’ nació a raíz de que la hermana de Julen y mejor amiga de Naro decidiera poner fin a su vida. A través del relato de sus vivencias, ambos se proponen ayudar a todas aquellas personas que estén sufriendo problemas de salud mental para que puedan mirar hacia delante. Naro, que fue diagnosticada hace 13 años de bipolaridad y que trabaja como podóloga, se encarga de aportar su experiencia, mientras que Julen, como diseñador gráfico, crea las ilustraciones. No han querido dar sus nombres reales por motivos laborales. 

¿Cómo surge la idea de crear el blog? ¿Y el nombre ‘GPS Bipolar’? 

N: El proyecto nació de mi pasión por la escritura. Hace aproximadamente dos años me compré un curso por Internet sobre cómo escribir un blog con éxito. Pero a la hora de elegir la temática me quedé atascada. Fue al morir mi mejor amiga cuando sentí el estímulo de escribir sobre la bipolaridad. La enfermedad era algo que nos unía a las dos. ‘GPS Bipolar’ es un homenaje a mi amiga y a la hermana de Julen, porque consideramos que es necesaria una nueva visión sobre el trastorno.
 
J: Con este blog buscamos crear un espacio de calidad, donde familiares y personas que viven alguna situación parecida a la nuestra, puedan informarse gracias a la experiencia de Naro. 
 

Y en tu caso, Julen, ¿qué es lo que te motivó a formar parte de este proyecto? 

J: Tras estar cinco años intentando ayudar a mi hermana con su problema de salud mental, y justo cuando empezábamos a conocer un poco el tema, fue cuando ella decidió acabar con su vida. Cuando algo así ocurre, siempre se te queda la sensación de que no has hecho lo suficiente por esa persona. A partir de ahí, vimos la oportunidad de ayudar a otras personas en su misma situación. El formar parte de este proyecto es un homenaje perpetuo a su memoria.
  

Naro, ¿de qué manera te está ayudando el compartir tus experiencias con los demás? 

N: Cada vez que veo un mensaje en el blog se me saltan las lágrimas de alegría; con solo llegar a una persona, el blog ya tiene sentido. 
 

¿Qué creéis que puede aportar vuestro blog a las personas en vuestra misma situación? 

N: Comparto técnicas, terapias, consejos que me han funcionado. Las personas que te acompañan a nivel terapéutico, por mucho que se pongan en los zapatos del paciente, no pueden llegar a comprender el problema tan bien como alguien que lo haya experimentado en primera persona. 
 
J: El blog, además de dirigirse a personas con algún problema de salud mental y a sus familiares, también está enfocado hacia la gente que no conoce ni ha vivido dicha experiencia. Creo que hay bastante desinformación sobre el tema; no se entiende de qué trata la bipolaridad, y existe mucho estigma. 
 

Naro, ¿cómo llegaste a Agifes y en qué te ha ayudado formar parte de la asociación? 

N: Vine inspirada por mi mejor amiga, y ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Verónica Pazos me atendió con la simpatía que le caracteriza, y luego decidimos empezar con sesiones de apoyo mutuo con Mikel Merino, quien me acompañó durante un año aproximadamente. El poder escuchar la historia de una persona que ha vivido algo similar a mí ha resultado sanador y muy liberador. Ahora formo parte del comité en Primera Persona de la asociación. 
 

¿Te has sentido apoyada por tu entorno en tu lucha contra los problemas de salud mental? 

N: Cuando dejé de luchar y comencé a aceptar mi diagnóstico sentí una gran liberación y transformación en mi interior. He tenido la suerte de contar con el apoyo de mi familia. Además, soy una persona muy sociable, con muy buenos amigos, y me siento querida, valorada y comprendida por mi entorno. 
 

¿Qué les diríais a todas esas personas que padecen algún trastorno mental? ¿Y a sus familiares y amigos? 

N: Yo les diría que no se conformen con la opinión de un solo profesional y que escuchen, se informen y lean sobre el trastorno bipolar. Cuando te diagnostican de algo así se te cae el mundo, pero detrás de todo fracaso siempre hay escondida una gran virtud. Para mí, el trastorno bipolar es una oportunidad, ya que sin él yo no habría llegado hasta donde estoy ahora.
 
J: Que acompañen y escuchen mucho a la persona, y que no la juzguen. También, como socio de Agifes que soy, me gustaría animar a los familiares a que acudan al centro, ya que van a tener un apoyo constante, se van a sentir arropados y van a conocer otros casos similares a los suyos.