Programa de apoyo mutuo

 
Recientemente hemos incorporado a nuestros servicios el programa de Apoyo Mutuo, conducido por personas que han experimentado y superado problemas de salud mental. Tras recibir una formación específica como agentes de apoyo mutuo, estas personas actúan apoyando en la recuperación a otras personas que intentan superar los mismos problemas.
 
El papel del agente de apoyo mutuo es ofrecer a la persona afectada un espacio de escucha, comprensión, empatía y esperanza. Se trata de una escucha sin juicios, ya que parte de la experiencia en primera persona del propio agente, que ha pasado por vivencias parecidas. 
 
Este modelo de atención, basado en el encuentro entre iguales, se centra en la persona en lugar de poner el foco en el diagnóstico y/o en los síntomas y, el enfoque está fundamentalmente basado en la creencia de que las personas pueden experimentar procesos de mejoría significativa o incluso llegar a recuperarse de los problemas de salud mental. 
 
Uno de los pilares de este programa es favorecer el empoderamiento y apoyar a la persona para que se sienta capaz de liderar su recuperación. Entendemos la recuperación como la construcción de un proyecto de vida con sentido y satisfacción para las personas, definido por ellas mismas, independientemente de la evolución de sus síntomas y problemas. De hecho, para algunas personas, la recuperación puede ser un proceso de descubrimiento o de superación que les permite revertir los problemas de salud mental y descubrir una vida nueva y diferente.
 
La metodología consta de 8-10 sesiones individuales con el agente, que en todo momento cuenta con el apoyo y supervisión del equipo de profesionales de AGIFES. 
 
Los resultados de estas experiencias compartidas muestran que el apoyo entre iguales es una forma innovadora y eficaz para ayudar a las personas con problemas de salud mental.